Salsa para acompañar la pechuga de pavo

Receta de salsa para acompañar la pechuga de pavo

Esta cremosa salsa de mostaza, nata, vino y miel dará el toque de sabor y jugosidad que tu carne a la plancha necesita. Sirve con un rico pan ¡y a comer!

¿Quieres ver los ingredientes para Salsa para acompañar la pechuga de pavo?

Descubre los ingredientes para hacer Salsa para acompañar la pechuga de pavo pinchando aquí:

¿Cómo hacer salsa para acompañar la pechuga de pavo?

1

Lavamos el puerro bajo el grifo, eliminamos bien toda la tierra que pueda tener, lo secamos y picamos su parte blanca muy finamente.

2

Ahora, en la sartén en la que hayamos cocinado la carne de pavo, ponemos un hilito más de aceite y mientras toma temperatura, pelamos y picamos la cebolleta en brunoise y los ajos en láminas finas.

3

Cuando el aceite esté caliente, añadimos todo (el puerro, la cebolleta y el ajo) a la sartén, sazonamos y dejamos que se poche a fuego medio hasta que las verduras empiecen a estar blanditas.

4

En ese momento, añadimos el vino, subimos a fuego fuerte y dejamos que el alcohol se evapore durante al menos un par de minutos.

5

Bajamos a fuego medio, removemos y dejamos que se cocine otros 3 ó 4 minutos más para que reduzca un poquito antes de añadir la nata, la mostaza y la miel.

6

Salpimentamos la salsa, mezclamos bien con unas varillas de mano o con una cuchara de madera y dejamos que reduzca durante unos 10 minutos a fuego suave o hasta que veamos que empieza a adquirir una consistencia cremosa.

7

Retiramos la sartén del fuego, trituramos hasta conseguir una crema fina y homogénea y ya tenemos preparada nuestra salsa para acompañar la pechuga de pavo, bien colocándola en una salsera para que cada comensal se sirva a su gusto o bien regando con ella la carne.

8

Foto orientativa: Charles Sayer

Nota del autor:

Hay veces, que en lugar de usar la salsa para acompañar la pechuga de pavo, lo que hago es, una vez tengo la salsa lista, la uso para cocinar en ella la pechuga ya salteada. De esta forma, una vez tengo la salsa ya fina, la vuelvo a pasar a la sartén y añado el pavo. Dejo todo a fuego suave unos 5 minutos para que la carne tome bien el sabor, retiro ¡y a comer!

La cantidad de salsa de mostaza a la miel que sale con estos ingredientes suele ser suficiente para acompañar un par de pechugas de pavo o de pollo. También te puede ir muy bien para servir junto a unos filetes de lomo de cerdo.

Otras búsquedas relacionadas con "Salsa para acompañar la pechuga de pavo"